Creando futuro

Hablamos con Raúl Bon, director ejecutivo de Bai Manager y emprendedor nato

Bai Manager es uno de los proyectos visibles que están haciendo llegar el alquiler de directivos a las empresas vascas. Un servicio aún desconocido y al mismo tiempo, una opción más que interesante para las pymes.

raul-bon_bai-manager

¿Qué hace un directivo de alquiler o Interim Manager?

En esencia, es un directivo y realiza sus funciones como tal, aunque hay aspectos que lo diferencian. Por ejemplo, la experiencia. Aunque la juventud tiene muchas virtudes, la madurez y, sobre todo, un recorrido profesional amplio en la materia, ofrecen bastantes garantías a los empresarios. Se nota en la toma de decisiones, se nota en cómo gestiona los cambios y se nota al compartir mucho conocimiento con la organización y hacerla crecer.

¿Y por qué alquilarlos y no contratarlos laboralmente?

En primer lugar, porque el empresario en algunos casos requiere su presencia con carácter temporal e incluso a tiempo parcial. Y en este caso, es más complicado realizar la típica contratación laboral.

En segundo lugar, son profesionales cuya remuneración, en condiciones normales, supondría un gran esfuerzo económico para la empresa.

¿Esto quiere decir que el servicio es, económicamente, prohibitivo?

En absoluto. Si en algo se diferencia este servicio es en la flexibilidad. Puedes contar con los mejores profesionales, con una dedicación adaptada a tus necesidades y esto quiere decir que el presupuesto también suele encajar. En el mercado, una empresa puede encontrarse que le ofrezcan una cifra fija, o un variable, o una solución mixta. En Bai Manager, por ejemplo, la apuesta es por una cuota mensual fija y consecutiva, porque hemos percibido que nuestros clientes agradecen conocer de antemano el coste que les supone afrontar un proyecto concreto. El hecho de poder mensualizarlo es otro aspecto que valoran positivamente puesto que se lleva cómodamente.

¿Una pyme puede alquilar un directivo?

Este servicio encaja a la perfección en una pyme. También en la gran empresa, sin duda, pero la pyme no cuenta con los mismos medios que esta última. No hablo solo de medios físicos sino de medios humanos. Pongo un ejemplo: Una intervención podría consistir en llevar a cabo un proyecto de internacionalización desde cero. La empresa contrata durante 6 ó 9 meses a jornada completa o parcial, depende del caso, a un directivo con gran experiencia en estos procesos, y en ese período de tiempo no solo diseña el proceso, sino que lo ejecuta hasta poner en marcha a un equipo “autónomo”. En ese momento, llegaríamos a la etapa de su marcha.

Si lo analizamos bien, lo cierto es que es una solución muy sensata. La empresa y sus miembros han crecido profesionalmente captando desde el primer momento un flujo de información y de conocimiento formidable. Lo que acabo de contar, es trasladable a otros muchos proyectos que surgen en la empresa como diseñar y aplicar un sistema de retribución variable, mejorar la productividad en planta, etc.

Como todo lo nuevo, supongo que tardará en llegar a las empresas.

Aunque aquí sea una novedad, es una solución que en otros países desarrollados está del todo asentada. Básicamente, viene a cubrir una necesidad en labores de dirección, ya sea general, comercial, financiera etc. En Reino Unido hay más de 17.000 interims. Aquí, en cambio, la cifra es testimonial. Por una parte, percibimos interés en las empresas y, por otra parte, recibimos solicitud de información de interesantes perfiles senior. Es verdad que tenemos camino por hacer. Por el momento, la introducción del servicio se ha materializado a través de las grandes empresas y su presencia en las pymes es aún incipiente, pero con un gran potencial.

Volvamos al inicio ¿En qué casos trabaja un directivo interino y cómo es una jornada típica?

Sería complicado trasladarlo puesto que la casuística es enorme. Desde una empresa con un crecimiento agudo y cuya gestión se escapa de las manos de los actuales gestores, hasta un proceso de relevo generacional en el que hace falta un acompañamiento temporal, pasando por una baja voluntaria, etc.

Es necesario explicar que intervenimos de dos maneras diferenciadas. En la primera, existe una ausencia de dirección por diversas circunstancias. Durante un período de tiempo, el director interino o de relevo (Interim), asume esa responsabilidad. En la segunda, hay un cargo directivo que necesita un apoyo o ayuda experimentada. En este caso, esa labor es de acompañamiento.

En cuanto a explicar una jornada de un directivo interino es muy simple. No cambia mucho con respecto a la jornada de cualquier otro directivo. Tratamos de hacer coincidir la jornada del directivo interino y la jornada de la empresa. Mantenemos los ojos bien abiertos y la antena en pleno funcionamiento, puesto que un rasgo de los directivos interinos es que tienen flexibilidad para adaptarse, en cada momento, a las necesidades que van surgiendo en las empresas, sin olvidar el proyecto por el que fueron contratados. La productividad es alta.

Por lo que dices, el impacto desde su entrada se hace notar.

Los primeros cambios empiezan a percibirse entre la semana 6 y 7 desde el comienzo. Hay diferencias en función de la dedicación que requiera ese proyecto, claro está. Pero es importante que el proceso de cambio comience a percibirse desde una etapa temprana. No es tan importante si este se produce en un aspecto estratégico. La clave es que la organización comience a percibir el cambio y que más tarde, la propia inercia impida que se pare.

Entonces, no siempre abordan un proyecto concreto.

En teoría entramos por un proyecto en particular, algo puntual. En la práctica, las necesidades surgen una detrás de otra. Por eso, la fecha fin en nuestra intervención, en ocasiones, no se conoce. Dicho esto, un Interim manager tiene claro que su foco está en los resultados que pide el cliente. No llegamos para “eternizarnos” en el puesto. 

¿Cómo podemos contratar un Directivo Interino?

Podéis contactarnos a través de la página web www.baimanager.com ,  por SKYPE, por teléfono (943 54 35 99) o a través del perfil de LinkedIn de Bai Manager.


Oarsoaldea Garapen Agentzia

Astigarragako bidea 2, Mamuteko bulego eraikina 2.solairua, 20180 Oiartzun.

Tel. 943 49 41 29 - Fax. 943 491 894

oarsoaldea@oarsoaldea.eus