El programa Osasuna zaintzen llevará la actividad física para mayores a la calle

El ayuntamiento de Errenteria, poniendo a nuestros mayores en el centro, es consciente de que una de las principales consecuencias del confinamiento está siendo la restricción de movilidad de las personas, con los riesgos para la salud que esta situación comporta, tales como deterioro físico.



Las personas mayores son probablemente el colectivo más afectado por la COVID-19. Aquellas que enferman y lo superan, tras el periodo de hospitalización y/o limitación funcional, ven gravemente reducida su capacidad cardiorrespiratoria y su cantidad de masa muscular.

También aquellos mayores que no se han contagiado han podido ver afectada su salud debido a las consecuencias del confinamiento. Además, los cambios que se producen en el organismo, como consecuencia del paso del tiempo y que son naturales, pueden haberse visto acelerados por la falta de movimiento y los bajos niveles de actividad física.

Tan solo dos semanas sometidos a una reducción en el número de pasos diarios (es decir, el equivalente a reducir los niveles de actividad física diaria) son suficientes para producir un significativo deterioro musculoesquelético y metabólico. Para minimizarlo, como bien recomienda la Organización Mundial de la Salud, es importante mantenerse activos durante la pandemia de covid-19.

Una única sesión de ejercicio reduce el estrés oxidativo, protegiendo a nuestros tejidos y ayudando a prevenir enfermedades.

osasuna

El ejercicio físico fortalece el sistema inmune, nuestra principal barrera de defensa.

Compartimos la premisa de que la actividad física en población mayor es un factor clave para mantener una adecuada funcionalidad, un menor riesgo de caídas, unas funciones cognitivas mejor conservadas, y para prevenir posibles limitaciones funcionales moderadas y graves.

Las personas mayores son conscientes de lo importante que es la actividad física para su salud, para mantenerse con vitalidad, para no tener que depender de nadie o hacerlo lo menos posible, e incluso para prevenir el deterioro cognitivo y enfermedades relacionadas .

Para paliar los efectos que nuestro mayores han podido sufrir durante este confinamiento, y con todas las medidas de higiene aseguradas, el ayuntamiento pone en marcha un nuevo programa llamado “OSASUNA ZAINTZEN”, dirigido a ellas y ellos con el fin de volver a activar físicamente a nuestros mayores.

Estas actividades se realizarán de lunes a viernes, de 10:30 a 11:30, cada día en un sitio diferente:

  • Lunes, en el Estadio de Beraun

  • Martes, en el Campo de Futbol 7 de Fanderia

  • Miércoles, en la Pista Biosaludable de Kaputxinos (Parque Manuel Zamarreño)

  • Jueves, en el Parque Alaberga (frente al hogar de personas mayores)

  • Viernes, en la Plaza Agustinas

Estas sesiones estarán dinamizadas por personal técnico y constarán de estiramientos, gimnasia y ejercicios suaves.

Esta actividad es gratuita para las personas participantes.

Fuente de información: Herri bizia



Oarsoaldea