Informe trimestral de la economía vasca

3º trimestre 2020



El desescalamiento que se puso en marcha a finales de la primavera y en verano permitió volver a la actividad y que la evolución del PIB no fuera tan negativa como la del segundo trimestre.

En los meses de verano, la economía mundial repuntó con fuerza, impulsada por el relajamiento de las limitaciones y de la movilidad geográfica, lo que permitió que la actividad económica se recuperara, con lo que todas las grandes economías dejaron atrás las tasas más bajas de la historia que recibieron en el segundo cuarto de este año.

Tras las medidas de contención extremas adoptadas en marzo y abril, el desescalamiento y la vuelta a la actividad de los meses posteriores permitieron que el PIB vasco suavizara su tasa de caída interanual hasta el -7,5%, situándose doce puntos por encima del dato anterior, pero todavía no se han recuperado los valores previos a la pandemia.

En las demandas externas, las exportaciones (-15,5%) y las importaciones (-14,8%) volvieron a reducirse significativamente en el tercer trimestre, pero lejos de las caídas extraordinarias del periodo anterior. La demanda interna también mostró una fuerte caída en el tercer trimestre, con una tasa interanual del -7,2%.

Como en trimestres anteriores, los indicadores que analizan la evolución de los precios presentaron valores bajos, los asalariados con convenio siguieron ganando poder adquisitivo y el número de horas efectivamente trabajadas fue superior al periodo anterior subiendo el coste.

En el Sector Público, los datos de recaudación de impuestos hasta octubre mostraron que la tendencia a la baja se fue moderando. Detrás de esta mejora estuvieron, sobre todo, las dos medidas de mayor calado en cuanto a recaudación: Ampliar las posibilidades de conseguir aplazamientos y poder retrasar los plazos de liquidación de las deudas.

En el Sector financiero, el aumento de la actividad y el apoyo constante de las políticas económicas hicieron que aumentara el hambre por el riesgo en los mercados financieros a lo largo del verano. Sin embargo, en septiembre y octubre, la imparable expansión de la segunda ola del COVID-19 y la falta de acuerdo en el Congreso estadounidense sobre otro estímulo fiscal redujeron el apetito por el riesgo y afectaron a los activos más relacionados con el ciclo económico.

Las previsiones sobre la evolución de la economía mundial han mejorado en las últimas semanas gracias a los avances en las vacunas frente al COVID-19. En su informe de diciembre, Consensus Forecasts señala que la economía mundial se reducirá un -4,2% en 2020 y experimentará un crecimiento del 4,8% en 2021.


SÍNTESIS

ENTORNO ECONÓMICO

ECONOMÍA VASCA

Producción y empleo

Demanda interna y externa

Precios, salarios y costes

Sector público

Sector financiero

Previsiones

informe-31-castellano-irudi


Oarsoaldea Garapen Agentzia

Astigarragako bidea 2, Mamuteko bulego eraikina 2.solairua, 20180 Oiartzun.

Tel. 943 49 41 29 - Fax. 943 491 894

oarsoaldea@oarsoaldea.eus